Sudor

El sudor es un proceso de importancia vital para las personas que resulta decisivo para nuestra salud. Es perjudicial para la salud interrumpir por completo la sudoración.

El sudor limpia nuestro cuerpo y mantiene la piel flexible.

Se estima que, hace ya más de 4.000 años, los baños de vapor y de sudor constituían una parte integral de la cultura del baño en Asia. Las sencillas tiendas de la antigüedad se calentaban con piedras calientes. Los griegos, romanos y persas construyeron auténticos palacios del vapor que estaban equipados con tubos de calefacción de gran complejidad; además de su efecto relajante, estos pueblos reconocían el impacto positivo del vapor sobre la piel, las vías respiratorias y el reuma.

Con el sudor, el organismo desprende a través de los poros no solo agua, sino también de toxinas y sustancias residuales del proceso metabólico tales como urea, aminoácidos y ácido acético, ácido láctico, sales minerales y toxinas que han penetrado en el organismo mediante los alimentos, el aire y el agua. El sudor hace que las células queratinizadas se disuelvan; las salidas de las glándulas sebáceas se abren, el sebo queratinizado se ablanda, se segrega el exceso de agua en el tejido conjuntivo y la piel se limpia en profundidad. Si las glándulas sudoríparas y sebáceas no trabajan lo suficiente, la piel se seca, tendiendo a descamarse y perdiendo elasticidad. A menudo se dice que la piel es como un tercer riñón, debido a su alta capacidad de eliminación de sales y residuos.

 

Choose your region

Germany
Germany (Deutsch)
World
World (English)
United States
United States (English)
France
France (French)
Spain
Spain (Spanish)
Italy
Italy (Italian)
Close